El puente del bajo eléctrico

El puente (en inglés bridge) es donde se apoyan las cuerdas. Los puentes repercuten directamente sobre el ataque y sustain de nuestro bajo. Un puente con más masa tendrá mas ataque y mas sustain. Un puente con mucha masa (hi-mass) sería un puente Leo Quan Badass, que es un puente muy utilizado, lo utiliza Marcus Miller, Flea

En el puente encontramos las selletas, que es donde se apoya las cuerdas, las cuales poseen dos tornillos que se pueden ajustar con una llave Allen, dichos tornillos nos permiten regular la altura de las cuerdas en el puente. No hay que tener miedo en subir o bajar las cuerdas en el puente, lo máximo que puede ocurrir es que si se suben mucho puede romperse una cuerda, cosa raramente posible, porque habría que subir muchísimo. También en la selleta podemos ajustar el quintaje.

En algunos bajos antiguos (Precission, Jazz Bass) existe una pieza metálica que cubre el puente, y cuyo nombre es Cubrepuente, que por dentro tiene espuma, y cuya función es mutear un poco las cuerdas del puente, esto es porque en los primeros bajos eléctricos lo que se intentaba emular era el sonido del contrabajo, y de esta manera se conseguía.

En el puente es donde se ponen las cuerdas, hay algunos bajos donde se comienzan a poner por detrás del cuerpo.

Nuestro bajo ideal

Sería recomendable tener un bajo de 5 cuerdas, ya que hay situaciones en las que se agradece la quinta cuerda. Tener 6 cuerdas es para bajistas que quieran destacar con otra cuerda más aguda (afinada en DO).

A la hora de escoger un bajo, es recomendable escoger entre o bien Fender Precission, Fender Jazz Bass o Music Man Stingray.