Terminología

La representación de los sonidos musicales se efectúa mediante signos gráficos, unos que definen su concepto horizontal, es decir, su duración, y otros  que definen su concepto vertical, es decir, su altura.

Terminología vertical

Pentagrama

Representada por cinco líneas horizontales y equidistantes entre sí.

Claves

Son unos signos que describen las notas escritas en el pentagrama. Las principales claves son las de SOL y la de FA en cuarta línea. Existen otras claves como las de DO, pero no se suelen usar en la música popular.

Notas

Representadas por unos signos que se escriben en las líneas y espacios del pentagrama. Cada nota equivale a un determinado sonido musical.

Líneas adicionales

Las notas que por su altura no se pueden escribir en el pentagrama se sirven de las líneas adicionales, las cuales son unas rayas cortas, paralelas y equidistantes al pentagrama, escritas encima y debajo del mismo.

Gran pentagrama

Consiste en la unión de dos pentagramas, el superior en clave de SOL y el inferior en clave de FA en cuarta línea.

2. Terminología horizonal

Figuras

La duración de un sonido viene determinada por la figura de la nota que lo representa. Las figuras existentes en la actualidad son las siguientes:

  • Redonda
  • Blanca
  • Negra
  • Corchea
  • Semicorchea
  • Fusa
  • Semifusa

Existen otras figuras en desuso como son la cuadrada (vale el doble de la redonda), la garrapea y la semigarrapea.

Silencios o pausas

Son unos signos que indican la interrupción o ausencia de sonido. A cada nota le corresponde un silencio de igual duración.

Escritura de las figuras y las notas

Las notas que se escriben en las líneas deben estar atravesadas por las mismas, las que se escriben en los espacios deben rozar interiormente las líneas que las delimitan. las blancas y figuras de inferior valor se escriben con un palo denominado plica, el cual se escribe hacia arriba cuando está a la derecha de la nota, y hacia abajo cuando está a la izquierda. Se escribirá a la derecha cuando esté por debajo de la línea central del pentagrama, y a la izquierda cuando esté por encima de la línea central. En la misma línea central se puede escribir arriba o abajo.

Los corchetes que se escriben para las corcheas y figuras de inferior valor se sitúan a la derecha de la plica, al extremo de la misma y con la inclinación contraria a ésta.

Las barras se utilizan en sustitución de los corchetes cuando al menos dos notas se pueden barrar.